lunes, 17 de noviembre de 2014

Comer bien en Bolonia

Queridos enamorados de Italia,

Como decíamos en el anterior post, sería una verdadera lástima marcharse de Bolonia sin probar alguna de sus especialidades gastronómicas autóctonas por excelencia.

via Rizzoli, centro de Bolonia

Seguramente en el centro veréis muchas tiendas que ofrecen vistosos escaparates con sus pastas frescas, mortadelas, dulces etc... No os vayais de la ciudad sin haber comprado alguna de estas especialidades o haberlas probado. Entre todas ellas hoy destacamos el tortellino ( plural tortellini): esta pasta rellena de forma cuadrada es uno de los símbolos de la cocina emiliana. Para elaborar un tortellino se necesita hacer una masa de harina y huevo de unos 6/10 mm y un relleno de cerdo, jamon dulce, mortadela de Bolonia, queso Parmiggiano Reggiano, huevos y nuez moscada.

plato de tortellini "burro e salvia", Bolonia

La receta del tortellino, está depositada en la Camara de Comercio de Bolonia. Si queréis probar esta especialidad en alguno de los restaurantes típicos de la ciudad yo os aconsejo dos lugares: Tamburini ( antica salsamenteria bolognese), en en nr 1 de via Caprarie o el restaurante Anna Maria, en via delle Belle Arti nr 17/a.

foto escaparate trattoria Tamburini, Bolonia

Tamburini es el lugar ideal para comprar algo típico y comer algo rápidamente. En el winebar podréis degustar los vinos de la región acompañados de una buena selección de quesos y embutidos ( también tiene terraza exterior). Si os apetece más sentaros un ratito podéis entrar para comer algo cómodamente y con calma.


foto del web trattoria Tamburini, Bolonia


El restaurante Anna Maria os acogerá en un local muy peculiar lleno de fotos y cuadros en las paredes. Conviene reservar por teléfono o pasar antes para comunicar a que hora queréis una mesa para más tarde. La pasta fresca se hace a mano en un laboratorio anexo al restaurante Es uno de aquellos locales de toda la vida, donde la misma señora Anna Maria, sale siempre a saludar los clientes preguntándoles que les han parecido los platos que acaban de comer. No os defraudará.




Espero que estos consejos os sean útiles en vuestra próxima visita a Bolonia. No dudéis en visitarla, os sorprenderá.

Gemma Grau Solé