martes, 15 de enero de 2013

Le Cinque Terre en dos dias II

Enamorados,

Después de los dos “paseos” del primer dia, vamos a ponernos en forma en el próximo itinerario que os propongo para conocer los otros dos pueblos restantes de la zona de “le cinque terre”: Vernazza y Monterosso.

Desde la plaza de Corniglia cogeremos el sendero nr 2 que nos llevará a Vernazza. Ya avisamos que éste exige un esfuerzo mayor pues se va gradualmente en pendiente ascendente durante unos 30-40 minutos para luego descender en un gran final espectacular en la localidad de Vernazza.

Vista de Corniglia

Como podéis ver en la foto, algún sector del sendero es bastante estrecho, y por ello conviene llevar un calzado adecuado, si puede ser botas de montaña y una botella de agua para el recorrido. A medida que vamos ascendiendo nos irá acompañando el mar, y veremos como poco a poco como Corniglia desaparece y se hace cada vez más pequeña en la lejanía..... En el momento del recorrido en el que lleguemos a la altura máxima, veremos vistas muy espectaculares de la costa y alguna cala a la que sólo se puede llegar de manera bastante “arriesgada”... recuerdo que había algunas cuerdas en el camino para poder bajar “de manera” segura para quien se atreviera.... Pero creo que nadie de los que estabamos andando en ese momento, lo hizo.

Sendero de Corniglia a Vernazza


Cuando lleguemos a Vernazza, descendiendo gradualmente, (al cabo de una hora) nos daremos cuenta que el esfuerzo realizado habrá merecido la pena: nos da la bienvenida una imagen de postal. Las rocas del acantilado que se adentran en el agua con sus casas colgantes de colores y una cala en la parte inferior a la que uno se puede adentrar en barca. Aquí os lo mostramos en la foto.

Vernazza


Daros un buen respiro en Vernazza, pasead por el centro de la localidad, justo en la calle principal llena de tiendas de productos tipicos, muy “invitantes” ...e id descendiendo hasta el puerto. Sentaros en el pequeño muelle y refrescaros los pies en la minúscula playa del puerto. Veréis que justamente detras hay varios restaurantes muy bien preparados con sus mesas bien puestas que os estaran esperando para que probéis uno de sus sabrosos pescados.

Solo nos queda Monterosso, al que podemos ir con barca desde el mismo puerto de Vernazza.
Consultad los horarios en el mismo puerto, salen frecuentemente y creo recordar que llevan al pasajero a todas las localidades menos Corniglia, cuya cala es de difici accesso, por la multitud de escollos. Nosotros regresamos a Riomaggiore, para tener un recuerdo panorámico desde el mar. De todas maneras, podéis ir en barca en breves minutos hasta Monterosso. Esta localidad tiene un largo paseo marítimo y la única playa de unas ciertas dimensiones, donde uno puede bañarse cómodamente.... aprovechad la ocasión! Por cierto, espero que no os pase desapercibida, al final de la playa en un promontorio rocoso, la escultura de Neptuno. Es muy curiosa, de unos 14 metros de alto, sin brazos ni tridente. Es el símbolo de Monterosso.

Escultura de Neptuno en Monterosso


Y para finalizar, no debéis iros de esta zona sin comprar “lo Sciacchetrà”, un vino licoroso muy bueno tipico de aqui. Podéis añadir a la compra de souvenirs, unas anchoas de Monterosso, muy buenas!

Para regresar a vuestro alojamiento, si estais en Corniglia, (como os sugerí en el primer post) podéis coger el tren para llegar en pocos minutos.

Importante: para tener accesso a la mayoría de senderos del gran parque natural de le Cinque Terre, y poder usar los transportes, no olvidéis adquirir Le Cinque Terre Card. Aqui tenéis más información:


Buen viaje!

Gemma Grau Solé